miércoles, 22 de enero de 2014

Las maestras de la República

  
   El lunes, 27 de enero, a las seis de la tarde, va a proyectarse en el Instituto "Las maestras de la república", gracias al colectivo "Lunes en verde". Es un documental, con el que FETE UGT, da "un nuevo paso en la recuperación de la memoria de aquellas cuyas vidas son el testimonio del compromiso con la educación, la justicia y la igualdad."
 
   La biblioteca acompaña esa iniciativa con una pequeña exposición de libros sobre la república: ensayos y manuales de la historia de España en ese período, biografías de quienes dirigieron la política en esos años, narrativa ("El cielo abajo", de Fernando Marías, de la sección juvenil; "Rojo, amarillo, morado:cuentos republicanos", conjunto de relatos de un buen elenco de escritores, entre quienes se cuenta David Torres, que nos visitó un Día del Libro, la periodista Teresa Aranguren y Carlo Frabetti, el escritor a quienes nuestros alumnos de ESO conocen bien gracias a sus profesores de Matemáticas). Hasta un ejemplar del periódico LA NACIÓN, de 1930 ha aportado un profesor que ha aportado un valioso número de libros para la ocasión.
 
   Pero sobre todo, hemos buscado documentos sobre la situación de la mujer en esos años y sobre educación. Añoramos esos tiempos en que, de verdad, las autoridades políticas, creyeron que el país solo podría prosperar de la mano de sus maestros y maestras, y se volcaron en fundar escuelas, en mejorar las condiciones laborales de sus profesionales, en llevar la cultura a cada rincón del país por medio de las misiones pedagógicas. Buscamos, pues, libros que tratan sobre la Institución Libre de Enseñanza y el krausismo, la filosofía que le sirve de base. Y, finalmente, libros que cuentan historias de personas concretas:  
- "Los maestros de la república. Los otros santos, los otros mártires", de María Antonia Iglesias, donde la periodista recoge la vida y la muerte con tortura de diez maestros y una maestra a partir de documentos y testimonios de quienes los conocieron.
- "La enseñanza, una ilusión compartida: Sofía Polo y Arturo Sanmartín", de Natalia Sanmartín Polo y Carmen García Colmenares, que rescatan del olvido "la trayectoria vital, la labor educativa y el compromiso político de estos dos maestros aragoneses fusilados en Palencia en los primeros meses de la rebelión militar de 1936".
- "Historia de una maestra", de Josefina R. Aldecoa, libro bien conocido por nosotros, pues fue de lectura común para nuestro alumnado en un lejano Día del Libro en que, como decimos en otra entrada, la recordada autora nos encantó con su sencillez y su elegancia hablando de esta obra.
 
   Releemos hoy su obra y entresacamos como Texto de la semana ese pasaje en que la joven maestra protagonista es consciente de lo que su labor supone:
   “Nunca he sentido con mayor intensidad el valor de lo que estaba haciendo. Era consciente de que podía llenar mi vida sólo con mi escuela. Cerraba la puerta tras de mí al entrar en ella cada día. Y las miradas de los niños, las sonrisas, la atención contenida, la avidez que mostraban por los nuevos descubrimientos que juntos íbamos a hacer, me trastornaban, me embriagaban. Leíamos, contábamos, jugábamos, pintábamos, nos asomábamos a mundos lejanos en el tiempo y en el espacio; nos sumergíamos en mundos diminutos y cercanos que encerraban milagros naturales. Tras el descubrimiento de América, corría veloz el descubrimiento de la circulación de la sangre. Tras la solución de un problema aritmético, la reflexión sobre un poema. Y luego, por qué brillan las estrellas, por qué el hombre ha conseguido volar. Por qué, por qué…
   Yo me decía: No puede existir dedicación más hermosa que ésta.”

  
   Nos conmueve este párrafo cada vez que lo leemos, por expresar tan vivamente lo que puede llegar a ser el magisterio.
   Y por eso, la indignación nos invade al recordar la saña con que se persiguió a esos docentes al fin de la guerra, hasta tal punto que quienes se habían volcado en la formación de la infancia, alentados por aquella ilusión de progreso a partir de la cultura, tuvieran que esconderse como cuenta la bibliotecaria María Luisa González, esposa de Juan Vicens en este fragmento:
   «Cuando al irme a dar el pasaporte me preguntaron los franquistas si sabía leer, contesté, tartamudeando: poco. No dije que era maestra. Puse “Mis labores” como profesión, fingí entender mal. Todos sentíamos terror a que nos colgasen la palabra intelectual en la solapa. Habíamos escuchado el “¡Abajo la inteligencia!”, gritado contra Unamuno por el general Millán Astray. Don Miguel palideció antes de contestar: “¡Venceréis, pero no convenceréis!”. Todos nos dimos cuenta de que la persecución había comenzado." (Exposición "Las Misiones Pedagógicas, 1931-1936. Fundación Francisco Giner de los Ríos [Institución Libre de Enseñanza], producida por la Residencia de Estudiantes. 2006) 


   Profesores de Historia, Ámbito Sociolingüístico y Lengua impartirán clase a sus alumnos a partir de estos materiales.